Asistencia técnica Contacto
cop26

La COP26 es un momento clave para frenar las amenazas de la crisis climática

Desde el 31 de octubre y hasta el 12 de noviembre dirigentes y diplomáticos de todo el mundo debaten sobre cómo frenar el avance de la crisis climática en la COP26. Se trata de la cumbre internacional sobre el cambio climático, una cita organizada por las Naciones Unidas que se celebra en la ciudad escocesa de Glasgow y que persigue encaminar la lucha contra el cambio climático.

La conferencia sobre el calentamiento global organizada por las Naciones Unidas es considerada un momento clave en los esfuerzos para enfrentar la amenaza al cambio climático. Más de 130 jefes de Estado y presidentes de gobierno, además de miles de decenas de diplomáticos, se están reuniendo durante estas semanas en Glasgow para establecer nuevos objetivos, con el fin de reducir las emisiones de la quema de carbón, petróleo y gas que están calentando el planeta. La vigésimo sexta celebración de esta conferencia resulta crucial, ya que los científicos aseguran que para evitar los efectos más catastróficos del cambio climático, las naciones deben alejarse de una forma drástica e inmediata de los combustibles fósiles.

El nombre completo de la reunión que se celebra de manera anual es Conferencia de las Partes en la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático. La COP o cumbre sobre el cambio climático es la reunión de los casi 200 países que forman parte de la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático. Se estableció en 1992 donde trataron temas como los efectos de los gases de efecto invernadero y los asistentes se comprometieron a reducir los gastos de estos gases. La primera COP fue en 1995 en Berlín y la COP26 se iba a celebrar el año pasado, pero la pandemia obligó a aplazarla un año. España fue el escenario de la última COP celebrada hasta la fecha, en 2019.

El objetivo de la cumbre es que los países fijen objetivos. Cada uno fija su propia meta y debe revisarla de manera periódica. La unión europea se ha comprometido a reducir sus emisiones un 55% en 2030 respecto a 1990. Para que esto suceda, se deben aplicar planes concretos dentro de cada país para llegar a la meta correspondiente.

El primer acuerdo realizado en la COP26 es acabar con la deforestación para el año 2030, al que se han comprometido alrededor de 100 líderes global. También, al menos ochenta países se han comprometido a reducir en un 30% las emisiones de gas metano, uno de los elementos que causa mayor efecto en el calentamiento global, para el mismo año.

Tratado de París

Se está hablando mucho sobre el Tratado de París de 2015, ¿sabes qué es?

Se trata de un acuerdo firmado en 2015 en el que todos los países se comprometieron a reducir su emisión de gases para así cumplir el objetivo de que el aumento de la temperatura media del planeta no supere los 2ºC respecto a los niveles preindustriales y que no rebase los 1,5ºC. Esta última cifra es la que establecen los expertos para evitar los efectos más catastróficos.

Sin embargo, los estudios de científicos del IPCC (expertos que asesoran a Naciones Unidas), junto a diversos organismos internacionales vinculados a la ONU, aseguran y advierten que los países no están encaminados para cumplir las metas del Acuerdo de París. Los recortes de emisión de gases de efecto invernadero son insuficientes.

Dicho acuerdo iba acompañado de revisiones, la primera de ellas se realizaría en 2020, aunque ha sido dilatada hasta este año por causa de la pandemia. Según los datos mostrados por el instituto de investigación Rhodium Group, el primer emisor es China al acumular el 27% de todos los gases de efecto invernadero expulsados en 2019; seguido de EE.UU. con un 11%, India con un 6,6% y la UE con un 6,4%. No obstante, si tiramos la vista atrás, Estados Unidos es el país que más ha contribuido históricamente al calentamiento global.